Bien, pues si pensamos en Líderes con estilo directivo, parece como si un estereotipo nos apareciera en la cabeza, con incluso creencias subyacentes sobre todo en los que ya tenemos cierta edad y nos acostumbraron a este tipo o estilo de liderar de qué un líder “deber ser” así y cómo veremos no siempre es necesario.

Pues antes de empezar y a colación de esta última frase quiero hacer una distinción muy importante sobre lo que es DISC. Esto tiende a generar confusión y además a veces se utiliza muy mal, es decir, a modo de etiqueta y esto está muy lejos de la realidad. DISC es comportamiento, es un estoy no un soy, es cómo me muestro.

NO tiene que ver con mis intenciones, mi propósito y muchísimo menos con quién soy, la personalidad es mucho más rica que el mero comportamiento. Cuan veas sitios con metodologías basadas en, test de los colores, etc. y hablen en términos de personalidad, ahí hay un terrible error si se trata de DISC y ya da cuenta de la valía de la información y del informante. Por no hablar de la responsabilidad.

Bueno!!! vamos a ello!!!

Estilo de liderazgo directivo

Las personas que usan o tienen tendencia a liderar desde este estilo directivo suelen ser perfiles que asumen riesgos, son más de pedir perdón que de pedir permiso. Su orientación al objetivo es tal, que para este tipo de perfiles el fin justifica los medios, tienen un intenso impulso por competir, dirigir, tomar ventaja y necesitan entornos donde los retos y desafíos sean continuos.

Lo mejor: su enfoque directo, llama a las cosas por su nombre, se crece en el desafío, prioriza las tareas importantes y ejerce un sentido de urgencia para conseguir los objetivos.

Barreras: su posible falta de tacto con las personas, empujar en lugar de guiar, generar entornos demasiado competitivos y el deseo de ganar puede llevarle a saltarse las normas.

Características principales:

  • Objetivos: ganar!!!, llegar y cruzar la meta, el bottom line, resultados.
  • Bajo estrés: puede mostrarse demandante, irascible y con poca empatía.
  • Miedos:  que le aventajen.
  • Necesidad: reconocimiento.
  • Juzga a los demás: por su capacidad de conseguir resultados.
  • Ritmo: rápido.
  • Comunicación: directa, clara, sin filtros, dice lo que piensa.
  • Respuesta ante la reglas: romperlas.

Bueno, estas son algunas de tantas características que podemos apreciar a simple vista de una persona que use de forma recurrente este estilo directivo. El legado de este estilo de liderazgo es amplio. Son este tipo de líderes que vuelven a poner en rumbo a un equipo cuando se encuentra perdido, inyectan la energía necesaria para crear ese sentido de responsabilidad y urgencia hacia la consecución de objetivos, si te identificas con algunas características, es muy posible que tengas esta predisposición a liderar bajo el estilo directivo.

Desventajas:

  • El exceso de liderazgo de este estilo provoca en los equipos poca autonomía.
  • Llevado al extremo, es extenuante para los equipos y mina el sentido de pertenencia.
  • Provoca tensión en perfiles de otros ritmos.
  • La calidad de los resultados a veces no es la esperada.

Dónde además pueden necesitar refuerzo:

  • Tener más paciencia
  • Empatía
  • Delegación efectiva

Fortalezas:

  • Son capaces de establecer y cumplir cronogramas agresivos en tiempo y esfuerzo.
  • Muy orientados al objetivo.
  • Son capaces de hablar, comunicar y expresarse con suma seguridad y convicción.
  • No tienen miedo a toma riesgos.
  • Se sienten cómodos cuando se tienen que hacer cargo de una situación.
  • Se crecen en el desafío.
  • Son capaces de tomar decisiones impopulares.
  • Marcan grandes expectativas para con los demás y para con ellos mismos.

Bien, como ves en esta primera aproximación este perfil, tiene unas notables características positivas y también unas importantes áreas de mejora. Lo importante aquí es, que si eres un líder unidimensional, te conviertas después de ver el resto de estilos en multidimensional y aprendas a tomar ventaja de este recurso para mejorar tu efectividad como líder. Al final de todos estos capítulos te enseñaré a diseñar un plan de entrenamiento en ese estilo que sientas que debes trabajar un poquito más.

Recuerda, no hay perfiles mejores que otros, todos tienen potencial de éxito y todos tienen área de mejora. En la medida que tomamos consciencia de nuestro propio estilo seremos capaces de trabajar en esos comportamientos de tu liderazgo que ejercen de cuello de botella y frenan el rendimiento de la organización.

Hasta que no hagas consciente, lo que llevas en el subconsciente, este último dirigirá tu vida y tu lo llamarás destino. Carl Gustav Jung

Nos vemos en el próximo capítulo:

Estilo de liderazgo Pionero

 

 

 

 

0