Los líderes que usan este estilo de forma primaria tienden a ser muy aventureros, emprendedores, carismáticos y entusiastas en la aproximación a metas. Su estilo optimista y persuasivo hace que otros se sientan inspirados para unir esfuerzos en función de un objetivo común. A diferencia de un Líder Directivo que le interesa saber qué hay que hacer para llegar al objetivo, el Líder Pionero intenta involucrar personas para llegar al objetivo son muy buenos conectando talento, descubriendo nuevas oportunidades y motivando a la acción. La contracara de la moneda es que a veces, su exceso de entusiasmo y su optimismo hace que no sea capaz de sopesar el impacto que tienen sus decisiones sobre el entorno y cómo afectan a otros.

Lo mejor: audaces, imprimen pasión en lo que hacen e inspiran a otros a aprovechar nuevas oportunidades, atrevidos y buenos buscando innovación.

Barreras: impulsivos, demasiado seguros y usan esto para persuadir a otros a veces a que apoyen ideas poco ortodoxas o proyectos y metas poco realistas.

Características Principales de los Líderes Pioneros:

  • Objetivos: Acciones rápidas, audaces, importantes avances e ideas rompedoras.
  • Bajo estrés: pueden actuar de forma agresiva e impulsiva, abusar del poder.
  • Miedos: perder el poder, entornos poco libres y pérdida de status
  • Necesidad: Reconocimiento
  • Juzga a los demás: por su capacidad de influir y por su creatividad
  • Ritmo: rápido
  • Comunicación: directa, dilatada en verbo y palabra, inspiradora, segura y convincente
  • Respuesta ante las reglas: poco o nulo interés en ellas.

Líderes con este estilo son unos excelentes investigadores de recursos, exploradores, avanzan a grandes pasos hacia los objetivos con determinación y deseo de superar grandes obstáculos. Por otro lado pierden de vista los detalles y sólo están atentos a nivel macro del resultado final, al tener aproximaciones creativas hacia los objetivos, son capaces de lanzar muchos proyectos e ideas pero pierden el foco con facilidad en el seguimiento y el proceso de las cosas.

Desventajas:

  • El uso excesivo de este estilo Pionero puede sobrecargar a otros estilos.
  • Puede comprometer demasiado a los equipos y forzarles a tomar decisiones sin meditar las consecuencias.
  • El seguimiento de los procesos es difícil.
  • Su exceso de confianza puede aumentar la inseguridad de otros.

Dónde además pueden necesitar refuerzo:

  • Trabajar la paciencia.
  • Mostrar más humildad.
  • Consideración por los otros y sus aportaciones.

Fortalezas:

  • Tienden a se buenos agentes promotores del cambio.
  • Confían en su intuición.
  • Son capaces de reunir personas y ponerlas a trabajar juntas para conseguir su objetivo.
  • Suelen ser figuras inspiradoras.
  • No tienen miedo de probar nuevas cosas o formas de hacer las cosas.
  • Se sienten cómodos siendo la voz cantante.
  • No tienen miedo de afrontar riesgos y desafíos.

Después de muchos años trabajando en el desarrollo de líderes, este tipo de estilo me lo he conseguido muchísimas veces al igual que el Líder Directivo, porque estas cualidades en los entornos VUCA para inicios de proyectos son indispensables, son motores de acción e impulsan la mejora continua. Pero en el liderazgo moderno no existe el “café para todos” y como veremos no siempre este estilo es el más idóneo dependiendo de a quién se lidere y en que fase de un proyecto se está y qué necesidades de liderazgo necesita el entorno.

Imagina, que tuvieras una gafas que te permitieran ver el mundo, tal cual lo ven los demás ¿sería maravilloso? En People Performance International, te ofrecemos esas gafas. Y con nuestro programa de formación, puedes convertirte en un auténtico Experto en DISC o Analista Conductual certificado, pero esto mejor que te lo cuenten otros AQUÍ

No olvides que nos quedan más perfiles por ver y que al final veremos las estrategias para entrenar y veremos también cuál es la variante de este modelo

En el próxima capítulo puedes ver los

Líderes Enérgicos

0