Los líderes que usan principalmente este estilo se muestran sistemáticos, muy cautos y sobre todo muy analíticos. Centran su atención en data, información y evidencias, son muy racionales y sus argumentos y formas de comunicar denotan estas cualidades en sus interacciones y diálogos. Su voz es de tono bajo, monocorde y miran directamente a los ojos para comprobar que lo que se dice lo puede conectar con data.

Debido a que garantizar la precisión es vital para ellos, tienden a trabajar a un ritmo más moderado. Quieren ser vistos como expertos, por lo que a menudo se sienten atraídos por proyectos y roles en los que pueden dar forma a los procesos para cumplir con sus altos estándares. Están muy motivados para hacer las cosas bien desde el primer momento y pueden ponerse a la defensiva si las personas desafían sus métodos o ideas.

Lo mejor: muy concienzudos, líderes disciplinados que brindan resultados de alta calidad a través de un análisis y una planificación cuidadosa.

Barreras: no toman riesgos, líderes muy perfeccionistas que ponen poca atención al aspecto humano.

Características principales de los Líderes Analíticos:

  • Objetivos: precisión, exactitud, procesos y normas.
  • Bajo estrés: sobrecargan a los demás con sus argumentos basados en datos y lógica, so críticos en exceso.
  • Miedos: a que critique su trabajo, miedo a equivocarse.
  • Necesidad: reconocimiento por el trabajo bien hecho.
  • Juzga a los demás: el uso de la lógica y lo racional.
  • Ritmo: pausado.
  • Comunicación: indirecta, quiere asegurarse de decir lo correcto y estar en lo cierto.
  • Respuesta frente a las reglas: cumplirlas y defenderlas a cabalidad.

Desventajas:

  • Suelen mostrarse escépticos y a veces sarcásticos.
  • Parálisis por análisis.
  • Perder de vista el objetivo por centrarse en los específico.
  • Poco orientación a personas.

Dónde además puede necesitar refuerzos:

  • Comunicación fría y distante, hacerla más cálida y cercana.
  • Poner atención a las necesidades de otros.
  • Delegar.
  • No ser su peor crítico.

Fortalezas:

  • Están comprometidos y determinados a hacer las cosas bien.
  • Son capaces de separa las emociones de los hechos.
  • Se toman su tiempo para crear procesos y estructuras eficaces.
  • No temen enfrentarse y cuestionar ideas que perciben como ilógicas.
  • Se sienten cómodos trabajando de forma autónoma y solos.
  • Son capaces de trabajar incasablemente para resolver problemas complejos.
  • Procuran dotar sus argumentos con evidencias sólidas y reales.

Como puedes ver son capacidades y cualidades indispensables en un equipo, pero igual que las cualidades de los demás estilos. Y al mismo tiempo, puedes ver que el uso excesivo de una fortaleza, puede volverse una debilidad y ejercer como amenaza dependiendo del contexto, la fase del proyecto, etc. Las claves de identificar tu estilo primario es estar alerta de cuando tu cooperación se convierte en una contribución o no. Y por otro lado, el estar alerta para comunicarte mejor con otros estilos.

Ya sólo nos queda el último de este modelo de 8 dimensiones que es:

Liderazgo Resolutivo

0